Origen del Camino Mozárabe de Santiago

El origen de nuestro Camino Mozárabe se remonta al siglo IX. Por aquellos entonces, la población musulmana dominaba la península ibérica desde el siglo anterior, conviviendo con un conjunto de cristianos que recibían el nombre de Mozárabes. En el año 813, en Galicia se produjo un hallazgo que marcaría un antes y un después, se descubre el sepulcro del apóstol Santiago. Los cristianos pertenecientes al antiguo reino cristiano visigodo, los citados mozárabes, intentaban peregrinar hasta Santiago de Compostela para ser testigos de aquel suceso.  Para llevar a cabo este peregrinaje, promovidos por su fe y su religión, utilizaron las vías creadas en tiempo de los romanos, partían desde Al-Ándalus, concretamente desde Málaga, Granada, Jaén o Almería, pasando por la antigua Córdoba hacia Mérida, donde continuaban por la Vía de la Plata hasta el norte peninsular.

jj

Una ruta que parecía estar olvidada hasta el año 2010, cuando se pone en marcha un proyecto de Cooperación Interterritorial que lo incluirá dentro de los Itinerarios Culturales Europeos existentes. Se hizo posible gracias a la financiación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. En este proyecto colaboraron 14 grupos de Desarrollo Rural  de las comunidades que abarca dicho camino, Andalucía y Extremadura. Además cuentan con el apoyo de las Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago de Córdoba, Jaén y Málaga. Una iniciativa que apostó por revalorizar la propia ruta, recuperando los antiguos caminos con huellas de aquellos mozárabes movidos por su fe. El patrimonio de las provincias que recorre, y los recursos paisajísticos y gastronómicos que le siguen a la par.

iop

Fuentes:

Anuncios